TERRINA DE SALMÓN. PREPARANDO LA NAVIDAD

TERRINA DE SALMÓN. PREPARANDO LA NAVIDAD

Recetas típicas para los días de fiesta. Hoy os traigo una terrina de salmón. Un pastel  ideal para estas navidades. Son unas fechas en las que elaboramos recetas diferentes o que normalmente no cocinamos habitualmente. Son especiales. La particularidad de estas recetas es que muchas de ellas son un clásico y se llevan preparando en casa de nuestros familiares desde hace años y años. Es una tradición.

Todos tenemos en mente qué se come en Nochebuena y el día de Navidad. Los aperitivos, las gambas, la ensaladilla, el paté, etc. Y si hablamos del plato principal, no hace falta que digamos que nuestra madre o padre lo clava cada año, pero eso si, siempre, siempre se cocina lo mismo. El pavo, el cordero, el cocido o ese pescado o esa pularda que se asa en el horno.

Es lo que tiene la Navidad y es lo que esperamos. No queremos sorpresas. Lo más importante de estas fechas es que estemos todos juntos y los que no estén, que se les recuerde como si lo estuvieran. Así es la Navidad.

INGREDIENTES

400 g de salmón fresco

200 g de salmón ahumado

375 g de nata líquida

Sal

Pimienta

1 c/c Pimentón dulce

1 huevo entero y una clara

Finas hiervas, cebollino o eneldo

1 tomate pequeño

PROCESO

En primer lugar debemos congelar las porciones de salmón al menos 24h. Descongelamos y cortamos 300 g de salmón y lo picamos con la ayuda de una picadora. Una vez picada, añadimos 375 g nata líquida entera fría. Después, añadimos sal, pimienta, pimentón dulce y removemos. Añadimos un huevo entero y una clara y removemos hasta obtener una textura lisa y homogénea.

Vertemos la mezcla en un bol y añadimos un tomate picado en brunoise, unas hiervas picadas (cebollino) y mesclamos con la ayuda de una espátula. Añadimos unos 100 g  de salmón en pequeños trozos y lo integramos con el resto del a mezcla.

Engrasamos la terrina y le ponemos papel sulfurizado en su interior. Vertemos la mitad de la mezcla, añadimos un poco más de finas hiervas y terminamos de cubrir la terrina.  Alisamos la superficie,  cubrimos la terrina con el papel sulfurizado restante, la tapamos y lo introducimos en el horno al baño maría a 180ºC durante 40 minutos.

Seguidamente, dejamos enfriar y dejamos en el frigorífico hasta el día siguiente para que adquiera consistencia. Finalmente, desmoldamos, quitamos el papel sulfurizado con cuidado y ya lo tenemos listo para cubrir de salmón ahumado. Seguro que les va a encantar.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *