ALUBIA DEL CONFIT CON CONEJO EN ESCABECHE.

ALUBIA DEL CONFIT CON CONEJO EN ESCABECHE.

Esta receta va dirigida a todos los amantes de la cocina tradicional, pero sobre todo a aquellos que disfrutan de los guisos y de la alubia en particular. El pasado sábado tuve cerca de veinte invitados en casa. Unos buenos amigos y amantes de la cuchara, que decidimos reunirnos para disfrutar de la alubia del Confit. Estamos ante una alubia que triplica el tamaño de la alubia convencional y que tiene una cremosidad increíble.

Una alubia mantecosa que la Cooperativa de Viver se ha encargando de recuperar para que el consumidor pueda disfrutar de su historia y de los productos de la zona. Esta vez las hemos preparado con un toque de escabeche. Y para ello le he añadido conejo en escabeche. Si os parece os cuento lo fácil que son de preparar.

INGREDIENTES (para 6 personas)

100 g de alubias por persona

  • Una cebolla

Un tomate

Una hoja de laurel

Una ñora

Una zanahoria

Una cabeza de ajos

Dos patitas de conejo en escabeche

1 c/c de pimentón dulce

1/2 vaso de AOVE

Una pizca de sal

1 porción de tocino

PROCESO

Prepara estas alubias es muy sencillo. Yo las he preparado con la olla exprés y siguiendo los pasos que recomienda el chef Joaquín Schmidt, con alguna pequeña variación en cuanto a ingredientes se refiere. Lo primero que debemos hacer en poner en remojo las alubias durante 24 horas. Observaréis que el tamaño de la alubia se duplica.

Seguidamente preparamos la olla e introducimos las alubias previamente enjuagadas, junto al resto de ingredientes a excepción del conejo en escabeche. Cubrimos de agua los ingredientes y dejamos que pite durante 1 hora y 15 minutos. Siguiendo las recomendaciones de Joaquín al principio con más potencia para posteriormente bajar la intensidad de la olla sin dejar que pite.

Pasado este tiempo, dejamos que la olla pierda la presión y la abrimos. El resultado del guiso ya de por sí es espectacular, pero nosotros le queremos dar un toque con el conejo. Quitamos de la olla el tomate y la ñora e introducimos el conejo previamente desmigado. Si vemos que hay mucho caldo quitamos el sobrante y dejamos tan solo el suficiente para que se integre bien el escabeche. El resultado no os lo puedo explicar. Tan solo puedo deciros que mis comensales no dejaron nada en el plato. Una delicia.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *